Seguimos la lucha por el templo.


Por el Rab Eliezer Melamed (Revivim 14/12/2017)

http://revivim.yhb.org.il/

Declaración Trump

Hace aproximadamente una semana, estalló la tormenta luego de la declaración del presidente de EEUU Trump al reconocer a Jerusalem como la capital de Israel. Por un lado, esta declaración no dice nada nuevo, ya que así es la realidad desde la creación del Estado de Israel hace setenta años, y desde entonces Jerusalem creció y se fortaleció, y es el centro del gobierno de Israel en todos los aspectos. Es como una persona que se casó hace años, tuvo hijos y nietos, y ahora se acuerdan en felicitarlo por su boda.

Por otro lado, la fuerte oposición a esta declaración indica su importancia, que por diversas razones, los enemigos de Israel presionan a todos los estados del mundo a no reconocer la relación especial del pueblo de Israel para con su tierra y para con la ciudad santa de Jerusalem.

Lamentablemente, los representantes de la comunidad judía en los Estados Unidos no fueron los que presionaron al gobierno de EEUU en cumplir con su promesa, si no que fueron los cristianos que aman a Israel a través de sus representantes en el Congreso, el Senado y el gobierno, como por ejemplo el vicepresidente Mike Pence y embajadora en la ONU Nikki Haley,. Nuestras bendiciones para ellos. El fuerte apoyo a la existencia de Israel y la fuerza entregada para con nosotros calienta nuestros corazones.

Frente la Declaración de Balfour

Por supuesto, no hay lugar para comparar la Declaración de Trump con la Declaración Balfour. Primero, durante la Declaración de Balfour, la situación del pueblo judío estaba en el punto mas bajo; No tenía ningún estatus político, militar o económico. Y entonces el ministro del exterior de Gran Bretaña, que era entonces la principal potencia mundial y se encontraba a punto de conquistar la tierra de Israel, declara que el Reino Unido trabajará para establecer un hogar nacional para el pueblo judío en la tierra de Israel. En su momento, Lord Balfour no era un primer ministro de Gran Bretaña, pero su posición era muy importante, ya que en el período anterior se desempeñó como primer ministro y su influencia era enorme. Debido a sus creencias religiosas, entendió su deber y su obligación de cumplir con su misión histórica y elevada, de hacer realidad la visión de los profetas y ayudar a los judíos a regresar a su tierra natal sagrada e independizare.

Desafortunadamente, al igual que la corriente reformista de hoy en día, también en su momento los ministros judíos del gobierno británico, se opusieron en el reconocimiento del derecho del pueblo judío a su tierra, y junto a ellos, los enemigos de Israel saboteado declaración y la debilitaron: en lugar de una declaración directa del gobierno de “su Majestad” dirigida directamente al movimiento sionista, como estaba previsto originalmente, se escribir como una declaración de Lord Balfour y se entregó como carta personal para Lord Rothschild. Y sin embargo esta poseía un enorme peso, fue la base para la decisión de la Liga de las Naciones en San Remo sobre el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Israel, y la preferencia por el derecho nacional del pueblo judío en Israel por encima de los derechos de los árabes y los otros pueblos que vivían en la tierra, a quienes les fueron prometidos sólo los derechos religiosos y civiles, pero no nacionales.

Oposición a los Reformista

Desafortunadamente los reformistas que intentaron sabotear la Declaración de Trump sobre Jerusalem, por el odio a Trump y al nacionalismo judío, son los mismos que hace varias generaciones quitaron a Jerusalem y a Israel de los libros de oración, y son los mismos que quieren que el Estado de Israel los reconozca como una “corriente” religiosa judía equivalente a la tradición judía de generaciones. Son los mismos que quieren cambiar a los dirigentes aceptados y queridas en el Muro Occidental (el muro de los lamentos / el Kotel) que fue reconquistado por el Estado de Israel, en contra de su posición. Y cuando no es aceptada su posición, provocan el odio y difamación del Estado de Israel y de los fieles a las raíces del pueblo, por todo el mundo. Cuanto dolor y lamento tenemos por el daño que nuestros hermanos reformistas nos hacen. Queremos recibirlos y abrazarlos como hermanos amados aquí, como socios en el renacimiento de la nación, pero ellos siguen saboteando.

La victoria de Hanukkah

Los días de Janucá son los días de la victoria del judaísmo sobre el helenismo. Todos los pueblos de los alrededores de Israel se convirtieron en helenísticos, los judíos helenísticos colaboraron con el gobierno extranjero para obligar a Israel a adorar idolatría. Sin embargo, los fieles de la Torá se adhirieron a su fe, y con devoción llevaron a cabo la milagrosa rebelión contra la cultura dominante. Y en un proceso difícil y atormentado, lograron liberar el Templo y restaurar el servicio de sacrificios como lo era antes.

El espíritu del judaísmo versus el griego

A pesar la victoria Hebrea, los griegos y posteriormente los romanos, siguieron gobernando e influenciando de manera política y cultural y es por este motivo que el gobierno “hashmoneo” (el gobierno de los Macabeos) calló. El bisnieto Matatías HaCoen, El Rey Ianai y su descendencia, fueron atraídos con fuerza hacia la cultura Elenista. Sin embargo, durante los días terribles en los cuales fue liberado el Templo y ocurrió el milagro de Janucá - el espíritu judío de se liberó de sus “ataduras” y la festividad fue fijada por medio de la Tora Oral, y por medio de este esfuerzo especial, sobrevivimos hasta el día de hoy. No sólo eso, sino que también el espíritu judío logró introducirse en la cultura Elenista (griega) y la convirtió en una herramienta para revelar al mundo valores tomados del Judaísmo.

El judaísmo puede vivir junto con la cultura griega (occidental), porque el judaísmo viene a expresar el contenido interno, ético, y no tiene ningún problema en utilizar la sabiduría griega como herramienta para ampliar y revelar la ideas internas. Pero el “griego” no puede existir como fuerza dominante mientras exista el judaísmo en el mundo. Porque el judaísmo toca cuestiones del alma y el “griego” no tiene respuestas para ello. Es por eso que los griegos trataron de asimilar a Israel con sus decretos. Y mientras que el pueblo de Israel siga adherido a su fe y a su Torá, les esta asegurado el triunfo, porque Israel proviene de un lugar más profundo y más elevado, la eternidad.

Hoy en día, en el Monte del Templo

Como entonces, también ahora, el espíritu judío que busca reparar el mundo mediante la revelación de lo sagrado (que le da sentido moral y eterno a todos los marcos humanos y nacional) se encuentra en una lucha profunda frente a la ideología liberal demócrata laica; una ideología heredada de la Grecia, que se esfuerza por organizar el mundo por medio de una igualdad externa que niega la revelación de lo sagrado en los ámbitos nacionales y públicos.

Y una vez más, la lucha regresa al Monte del Templo, el sitio del Beit HaMikdash, que expresa la revelación de los valores de la santidad dentro de la realidad real. Y al igual que entonces, la cultura externa golpea con mucha potencia, y cientos de millones de personas con talento participan de su desarrollo, y miles de millones de personas la consumen, muchos de nuestros hermanos son arrastrados detrás de ella y no entienden el significado de la santidad del templo y su lugar.

Pero el templo es la base de todo. "ושכנתי בתוכם" “y estaré dentro de ustedes”, dentro de la realidad real de Israel a pesar de todas las complicaciones. Y esto es lo que aprendemos de la festividad de Januca, que de todas las victorias militares de los Macabeos (hashmoneos) y de los grandes logros de los mismo, no quedó para las generaciones nada fuera de la festividad misma de Jánuca en la cual festejamos la purificación del Templo y la restauración del trabajo santo en él. Y solo porque el hecho de que los ashmoneos sabían de esto, y a pesar de todos sus pecados que cometieron, por cuanto que siempre estaban conectados al Templo, es que su reino continuó. Incluso el malvado Herodes actuó para fortificar el templo y embellecerlo, y por lo tanto su reinado ha sido contabilizado en los años en los cuales regresó a Israel el reinado judio desde Jánuca.

La entrega total por la fe.

Esta es una lucha muy difícil y complicada. Si tuviéramos que desconectarnos de todo el mundo en rededor, y por ello nos ayudaría Di-s milagrosamente, seria todo relativamente mas fácil. Pero, tenemos como objetivo, corregir al mundo coronando a Di-s, estar conectados a los demás pueblos, como el corazón a demás órganos, aprender de sus caminos y sus culturas para poder colocar a cada pueblo en su lugar de importancia que se merece. La dificultad radica en conseguir el equilibrio exacto entre la tendencia a converger dentro de Israel, en la Torá que fue dada sólo a Israel, y entre la tendencia contraria, que buscar encontrarse con las otras culturas y recibir de ellas sabiduría, ciencia y herramientas artísticas, e influenciar en ellas con la luz interior.

cuando no logramos transmitir con precisión la linea pura de la Torá, chocamos y nos complicamos. Pero a pesar de todo, siempre que Israel esté dispuesto a dar la vida por sus creencias y la tora, sin dejar de lado la sabiduría y la moral natural que existe en la cultura de las naciones, el camino será recto y plano.Pero, incluso si no tenemos bien definido el desafío que tenemos por delante, los valores santos triunfarán, pero el proceso implicaría sufrimientos que no nos dejará más remedio que adherirse a los valores de santos.

Quien se adhiera a los santo y no se mueve de ahí, esta asegurado que sus enemigos caerán frente a él. Como lo fue con Yosef, cuando fue vendido como esclavo, no le hizo caso a las tentaciones de su “dueña”, la cual lo tentaba día y noche, y al final, el Faraon “le dio su anillo y lo hizo rey de Egipto”. y no solo eso, si no que tambien, Osnat, la hija de su ex-dueña, le fue de dada por esposa.

#jerusalem #trump #MontedelTemplo #BeitHaMikdash #Januka

47 visualizaciones